Puerto Rico enfrenta el imperativo urgente de promover cambios sustantivos en los estilos de gestión pública para alcanzar el “ideal del buen gobierno” al que aspiramos. Para potenciar la prosperidad del País se necesita que seamos más exigentes con los resultados y esto sólo puede ser posible cuando hay ciudadanos y organizaciones informadas, y gobiernos capaces de rendir cuentas.

Nuestros ciudadanos saben que Puerto Rico necesita cambios fundamentales en todos los órdenes del quehacer cotidiano. La ciudadanía tiene preocupación con las instituciones del Estado, con las organizaciones políticas y sus líderes. La única manera de hacer que las cosas sean distintas es que los gobiernos adopten una nueva forma de gestión de la administración pública que permita rendir cuentas de manera efectiva y transparente, y movilice su gestión hacia los resultados deseados.

La Gobernanza se presenta como la forma de gestión a adoptar para atender esta realidad. El diccionario de la real academia define gober nanza como “el arte o manera de gobernar que se propone como objetivo el logro de un desarrollo económico, social e institucional duradero promoviendo un sano equilibrio en- tre el Estado, la sociedad civil y el mercado de la economía”.

Leer artículo completo en PDF