En estos momentos tan intensos y complejos, Puerto Rico tiene que ser capaz de fomentar un ecosistema de desarrollo sostenible que armonice el crecimiento económico inclusivo y el desarrollo de una sociedad equitativa para propiciar una economía próspera y la mejora en la calidad de vida. Se entiende por crecimiento inclusivo la distribución más equitativa de los beneficios de una mayor prosperidad, el empleo bien remunerado, la igualdad de oportunidades en el empleo y la mejora del acceso a la prestación de servicios públicos de calidad.

Leer más